La importancia del diagnóstico precoz del Cáncer de Cólon.

Banner cancer colon

Según informa la AECC, el cáncer de colon es el tumor maligno de mayor incidencia en España, si se cuenta hombres y mujeres, con cifras entre 28.500 y 33.800 nuevos casos cada año. 
 

¿Cómo pevenirlo?

Llevar una buena alimentación, evitar llevar una vida sedentaria, no fumar o consumir alcohol en exceso son factores muy importantes para dismunir el riesgo de padecer cáncer de colon
 

El 90% de los casos de cáncer de colon se pueden curar si se detectan precozmente. Los programas de cribado son fundamentales para su detección

El cáncer de colon es uno de los pocos cánceres que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la persona note algún síntoma, gracias a las diferentes pruebas que existen. (Si quiere más información sobre las pruebas que realizamos en el Hospital de la Santísima Trinidad, puede ponerse en contacto con el servicio de Policlínicas del Hospital, en cualquier momento. 
 

Datos esperanzadores que desvela la Asociación Española Contra el Cáncer

A pesar de que en España se producen aproximadamente 20.000 casos nuevos en hombres y 14.000 en mujeres y afectará a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada

30 mujeres antes de cumplir los 74 años; la supervivencia a los 5 años se sitúa en este momento por encima de la media de los países europeos, con un 64% (la media europea es de un 57%). 

 

 


La importancia de las barreras idiomáticas y culturales entre el paciente y el doctor.

José Carlos Palomino, médico de urgencias del Hospital de la Santísima Trinidad y Cónsul de Perú, nos habla de los problemas reales a los que se enfrenta un latinoamericano cuando acude a la consulta médica en Salamanca.

El Dr. Palomino ha realizado un estudio a través de su tesis doctoral donde analiza y refleja los problemas de comunicación médico-paciente.

 

1. ¿Por qué escogió este tema para su tesis doctoral?

La idea de escoger este tema: Barreras Lingüísticas y Socioculturales en la Atención Sanitaria al Inmigrante Hispanoamericano en Salamanca, surgió leyendo un trabajo de Bertha M. Gutiérrez Rodilla (profesora titular de la Facultad de Medicina de Salamanca, quien además ha sido una de las directoras de mi tesis, el otro director ha sido Jesús Mª Aparicio, de la Universidad de Valladolid) sobre los problemas de comunicación médico-paciente, (ambos españoles).

Esta lectura me invitó a reflexionar. Si ya había un estudio que demostraba que existían problemas de comunicación entre el médico y el paciente, siendo los dos españoles, ¿cómo sería la situación si el paciente fuera de otra nacionalidad?

Es entonces cuando me surge la inquietud de estudiar este problema con la población inmigrante hispana. Y así es como empecé a investigar.
 

2. ¿Cuáles son las principales problemas que se puede encontrar un inmigrante hispanoamericano?

Para entender perfectamente esta situación hay que definir dos conceptos claros: interculturalidad y multiculturalidad.

Multiculturalidad: viven dos culturas pero no se relacionan.
Interculturalidad: viven dos culturas y sí se relacionan y por eso pueden chocar.

En la actualidad, vivimos en una sociedad intercultural donde dos o más culturas cohabitan juntas. Pero existe un problema y es que la sociedad, muchas veces sin querer, establece ideas equivocadas y tiende a generalizar creyendo que todos los inmigrantes que llegan a su ciudad son ilegales o irregulares.
Esto genera un clima de desconfianza, de malestar e incluso de xenofobia (en algunos casos), ya que sienten que éstos van a poner en peligro su estado de bienestar.

Otro de los problemas, a los que se enfrenta cualquier inmigrante, es la desigualdad en salud desde el punto de vista humano.

Su salud se va a ver afectada por tres componentes importantes: carga deficitaria de su país de origen, carga personal que supone el cambio de un país a otro (dejar el país en el que nació) y las enfermedades a las que se enfrente a la hora de llegar a un nuevo país (propias de éste).

El otro gran problema que se encuentran es el cambio idiomático.

Todos estos problemas, obviamente, se trasladan a las consultas de los Centros de Salud. Hablo principalmente de los Centros de Salud porque el estudio ha demostrado que el ciudadano hispanoamericano prioriza su uso frente los servicios de urgencias.
 

3. ¿Existen muchas diferencias lingüísticas entre un español y un hispanoamericano?

Tener un lenguaje muy adjetivado provoca una distancia entre el médico y el paciente. Además, existen muchas palabras iguales que tienen diferentes significados para los españoles e hispanoamericanos. Yo personalmente me he visto en una situación en la que ambas culturas estaban trabajando juntas en un proyecto solidario de cooperación y he tenido que elaborar un pequeño diccionario con las palabras que más confundían para evitar problemas.

El carácter del latinoamericano es de no ir mucho al médico y cuando van, tienden a dar demasiados rodeos antes de explicar realmente la patología o los síntomas que tienen.  Si un doctor se encuentra con esta situación teniendo la consulta con mucha gente,  lo que puede suceder es que el médico acabe pidiéndole que concretice más y eso ya va a provocar el primer rechazo por parte del ciudadano.
 

4. ¿Qué soluciones propone para eliminar estas barreras?

En primer lugar, en las Facultades de Medicina se debería abordar y aprender este tema, incidiendo en que no todas las culturas son iguales y que siempre tienen que intentar ponerse en la piel del paciente para entender y evitar crear ningún tipo de barrera.

Por otro lado el papel del mediador cultural también es muy importante para tratar de consensuar los puntos en común y buscar salida a las diferencias existentes. 

Organizar seminarios o programas de formación en los centros de salud donde haya una mayor población inmigrante, también sería una buena solución para ir eliminando poco a poco estas barreras.

La importancia de la Humanización de los cuidados desde el punto de vista de la gestión de enfermería

Mª del Pino Sánchez Herrero, Directora de Enfermería del Hospital de la Santísima Trinidad: "Cada actuación de la Dirección tiene como fin la calidad de la atención y el cuidado del paciente"
 

María del Pino Sánchez Herrero, Directora de Enfermería del Hospital de la Santísima Trinidad

Las últimas tecnologías ponen al alcance de los pacientes los medios más sofisticados para garantizarle los cuidados que necesitan, lo que exige a los profesionales sanitarios actualizar sus conocimientos y dominar las técnicas. Esta atención sanitaria cada vez más tecnificada tiene que ir de la mano de unos cuidados humanizados.

 

1. ¿Qué son los cuidados humanizados?

Son los cuidados que se realizan de manera humana, familiar y afable. El profesional sanitario es comprensivo, sensible a los infortunios ajenos, de trato llano, natural y sencillo, y agradable y dulce en la conversación.
 

2. ¿Qué finalidad tienen las acciones promovidas desde la dirección en este sentido?

Todas las actuaciones que se realizan desde la dirección, como puesto de responsabilidad, están encaminadas a:

  1. Cómo tratar mejor a los pacientes y familiares.
  2. Cómo mejorar la situación de los profesionales.
  3. Cómo alterar la estructura de la unidad y el diseño para crear un ambiente más funcional y curativo.
     

3. ¿Qué acciones se realizan con los recursos materiales?

Desde los puestos de gestión se conocen los recursos existentes, el estado y funcionamiento de los mismos y se valoran las necesidades de renovación o de nueva adquisición. Es importante estar informado siempre de las novedades, especialmente en sistemas de seguridad y bioseguridad.
Las mejoras establecidas en los últimos años facilitan el trabajo de los profesionales y dan más confort a los pacientes y familiares.

 

4. ¿Y desde el punto de vista de los profesionales?

El paciente confía en la técnica y sus avances, pero mucho más necesita confiar en la persona que le atiende y le cuida. Por ello desde la Dirección se describen las características de cada puesto de trabajo en el hospital y se selecciona a los mejores trabajadores para el puesto, medida que asegura unos cuidados de calidad.


 

5. ¿Se establecen relaciones con otras instituciones para mejorar la atención de los pacientes?

Sí. La relación con la Sección de Epidemiología del Ministerio de Sanidad y la Junta de Castilla y León es continua. Instauramos campañas de vacunación como la de la Gripe y el Virus del Papiloma Humano, hacemos captación de pacientes con patologías de riesgo como EPOC o Diabetes para vacunaciones especificas, realizamos difusión de información relativa a Salud Pública tanto a los profesionales como a la población general, etc.
 

6. ¿Se establecen relaciones con otros departamentos dentro del propio Hospital?

Sí. Un paciente puede necesitar de distintos servicios y/o profesionales en un mismo proceso. Los canales de comunicación entre los distintos departamentos tienen que funcionar a la perfección para que, conociendo la patología y las necesidades del paciente, el engranaje sea perfecto y el paciente y sus familiares tengan a su disposición todos los recursos necesarios (habitación, UVI, Quirófano, medicación, rehabilitación, etc). El trabajo que se realiza en el Hospital se caracteriza por ser un trabajo coordinado y en equipo.
 

7. ¿Qué medidas se toman para mejorar los cuidados desde el punto de vista asistencial?

Los profesionales sanitarios tienen que actualizar sus conocimientos de manera continua. Desde la dirección se elaboran programas de formación específicos y sesiones clínicas. Se elaboran manuales de técnicas y procedimientos, así como protocolos. El conocer y evaluar los cuidados que proporcionamos a los pacientes, así como comprobar el cumplimiento de los protocolos, nos asegura unos cuidados eficaces.
 

El beneficiario final de nuestro trabajo es el paciente y sus familiares, por tanto las gestiones están orientadas a una mejor atención y unos cuidados de calidad técnica y humana. 

Más de 2 millones y medio de personas salen a correr al menos dos veces por semana

Son muchos los beneficios físicos y mentales derivados de la práctica de este deporte.

Que el running está de moda ya no es ninguna novedad. En la actualidad, más de 2 millones y medio de personas salen a correr al menos dos veces por semana.

Salir a correr de forma frecuente nos puede traer muchos beneficios físicos (reduce el riesgo de contraer enfermedades, mejora el sistema cardiorespiratorio, fortalece los huesos, combate la celulitis, ayuda a perder peso…) y mentales (ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad, aumenta la autoestima…). 

Sin embargo tan importante es que hagamos ejercicio físico como que lo hagamos bien. Hoy en día,  un gran porcentaje de runners (corredores) padecen alguna lesión causada por este deporte.

Entre las lesiones más comunes destacamos:

– La Fascitis Plantar

– La Tendinosis Aquilea.

– La Bursitis.

– La Rotura Fibrilar

– La Tendinitis rotuliana

– La Condromalacia rotuliana, etc.

Muchas de estas lesiones diagnosticadas en el Servicio de Traumatología son tratadas posteriormente en el Servicio de Rehabilitación de la FHGST.

El Dr. Marcos Fernández, médico rehabilitador de la Fundación Hospital General de la Santísima Trinidad y Carolina Calabozo, fisioterapeuta del mismo servicio, nos hablan de las lesiones más tratadas y de algunas de las causas para prevenirlas.
 

Dr. Marcos Fernández:  

Recomendaciones de cara a reducir el riesgo de lesión:

1. Realiza un correcto calentamiento antes de empezar a correr.

2. Realiza estiramientos de toda la musculatura implicada después de terminar el ejercicio.

3. Elige unas zapatillas que se adapten a tus características (pisada, peso, uso de plantillas,…) y renuévalas cada 800-1000km.

4. Cuando sea posible, corre por superficies blandas como hierba o tierra, si tienes que correr por asfalto o aceras, aléjate de las cunetas en la medida de lo posible y corre por superficies niveladas y sin irregularidades.

5. Ten en cuenta el principio de progresión en el entrenamiento. Empieza poco a poco, aumentando distancia de forma gradual y manteniendo velocidad. Una vez hayas conseguido una buena capacidad aeróbica podrás aumentar la velocidad.

6. Respeta los periodos de descanso.

7. Realiza ejercicios de fortalecimiento muscular de la extremidad superior y tronco, así como de la extremidad inferior en general.

8. Ten muy en cuenta la higiene postural (columna recta, hombros relajados, cabeza alzada y mirada al frente, ligera inclinación anterior del tronco, etc.)

9. Asegura una buena técnica de carrera (zancada corta, no elevar demasiado las rodillas, pisada con el mediopié, mantener una ligera flexión de rodilla, braceo, etc.)

10. No olvides hidratarte antes, durante y después de correr y llevar una alimentación saludable que cubra tus necesidades energéticas diarias (5 comidas al dia es un regimen alimenticio ideal).
 

Carolina Calabozo:

Una de las lesiones más frecuentes que tratamos en el Servicio de Rehabilitación y Fisioterapía del Hospital es la fascitis plantar. Se trata de la inflamación de la fascia de la planta del pie. La fascia es un tejido fibroso y tenso que recubre a los músculos y se encuentra situada en la planta del pie, se inserta en el calcáneo y se despliega hacia los dedos. Su función es la de estabilizar el talón del pie y la de amortiguar los impactos durante la carrera.

El síntoma mas frecuente de la fascitis plantar es el dolor en el talón (calcáneo) o en la misma planta del pie. También se produce dolor a través de la palpación y al caminar de puntillas o sobre los talones. Así mismo, puede aparecer un dolor sordo en el talón, intermitente, de predominio matutino que cede con los primeros pasos de la marcha, reaparece al reanudar la marcha tras un reposo y aumenta al final del día.

El tratamiento más adecuado y que nosotros llevamos a cabo en el Hospital incluye:

  1. Masaje en la planta del pie.
  2. Estiramiento pasivo
  3. Fortalecimiento de la musculatura plantar y periférica. Aplicar hielo tres veces al día y después de la actividad deportiva.
  4. Vendaje funcional
  5. Kinesiotape
  6. Punción seca
  7. Ultrasonidos
  8. Láser
  9. Taloneras
     

En cualquier caso, siempre se recomienda la valoración por el personal especializado: médico rehabilitador, traumatólogo y fisioterapeuta para llevar a cabo un estudio de la lesión y realizar el tratamiento más óptimo y personalizado.

 

 

 

Todo tiene un final. A Rosa Mª Ruiz, Gloria Martín y Rosario Urones (Charo), les ha llegado el momento de decir adiós al Hospital que durante más de 40 años ha sido como su segunda casa.
 

Charo, cocinera y telefonista; Gloria, telefonista y auxiliar administrativa y Rosa, quien trabajó como enfermera en la Fundación, forman parte de la historia del hospital más antiguo de Salamanca.
Conocidas entre el personal por su sinceridad y desparpajo, nos hacen un hueco después de su despedida para repasar su experiencia durante todos estos años.

 

                                                                                                                 De izquierda a derecha: Charo, Rosa y Gloria


1. ¿Cómo llegasteis a trabajar en el Hospital de la Santísima Trinidad?

Gloria empezó a trabajar como telefonista, puesto de trabajo en el que estuvo más de 20 años y acabó su trayectoria profesional (los últimos 23 años) como auxiliar administrativo.

Charo vino a la Fundación para trabajar como ayudante de cocina durante un fin de semana y acabó trabajando más de 40 años, primero como cocinera y luego como telefonista.
“Llegué a Salamanca, desde Zamora (donde vivía) con una maleta para un fin de semana porque nunca pensé que fuese a trabajar en un hospital tanto tiempo”.

Rosa nos contaba que ella llegó al Hospital para cubrir una vacante auxiliar de enfermería, pero como el Patronato estaba buscando una enfermera, y ella era la única enfermera titulada que había en ese momento, se incorporó de inmediato y durante 33 años desempeñó sus labores de enfermera con mucho cariño.

 

2. ¿Qué ha sido lo más complicado?

Para las tres lo más complicado ha sido afrontar las situaciones de estrés que en algunas ocasiones se creaban por la cantidad de enfermos que acudían al Hospital. Pero a pesar de eso, se llevan el compañerismo y la “familia” que han creado todos los trabajadores del hospital

 

3. ¿Y lo mejor?

Para todas, lo mejor de estos años ha sido el cariño y afecto de todos sus compañeros, y de todos los pacientes y usuarios que día a día visitaban el hospital. Las tres coinciden que tomar la decisión de jubilarse ha sido una de las más complicadas de su vida.

 

4. ¿Cuáles son las claves para trabajar tanto tiempo en un mismo sitio?

Estar satifechas con el trabajo y felices con los compañeros.

Siempre se iban a casa con la sensación del deber cumplido. “Podían irse a casa cansadas pero siempre  satisfechas”. Además, para ellas "trabajar en una gran familia y estar a gusto con todos los compañeros ha sido primordial."

 

 

5. ¿Qué le aconsejáis a las generaciones venideras?

Que sean responsables y conscientes de la profesión que han escogido ya que trabajarán de cara al público y sobre todo, tratarán con pacientes y esto exige una gran responsabilidad y una gran capacidad de resolución.
“Si amas tu profesión, el trabajo, aunque a veces sea duro  y el tiempo trabajado se pasa volando”.

 

6. ¿Qué es lo que más vais a echar de menos?

Gloria, Charo y Rosa lo  tienen muy claro. Echan y echarán de menos a sus compañeros.


7. ¿Cómo afrontáis el futuro?

Charo nos contaba que va a dedicar el tiempo libre a viajar, su gran pasión; a la familia (que dice que la ha tenido algo abandonada) y a disfrutar.

Rosa lo tiene claro, “no sé lo que voy a hacer, pero lo que no voy a tener es ataduras, ni obligaciones, ni horarios. Haré  lo que me surja”.

Por su parte, Gloria, dice que no va a quedarse quieta porque se considera una persona muy activa y a la que le encanta conocer gente. Ya está apuntada al gimnasio y recientemente se ha incorporado a un club de lectura.

 

8. Agradecimientos

Rosa, para la que el Hospital ha sido su segunda casa, Charo y Gloria, que ha sido la última en jubilarse, dan  las gracias a sus compañeros y al Patronato de la Fundación por todos estos años vividos.