El Dr. Roberto Rodríguez Pérez, Director Médico del Hospital de la Santísima Trinidad, nos habla sobre la Esclerosis Múltiple
 

"La investigación nos está permitiendo avanzar en el conocimiento de los mecanismos de producción de las enfermedades; avanzar hacia un diagnóstico más preciso y más precoz; y en los tratamientos rehabilitadores y farmacológicos más eficaces"

 

 

¿Qué es la esclerosis múltiple?

Es una enfermedad autoinmune que afecta al cerebro y a la médula espinal, de causa desconocida, que aparece sobre todo en mujeres (el doble que en los hombres aproximadamente), de 20 a 40 años de edad (igual que el grupo de edad y género de muchas enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico o la enfermedad tiroidea de Graves-Basedow).
 

¿Si la causa es desconocida, sabemos qué factores influyen en su aparición?

El desarrollo de la Esclerosis múltiple se relaciona con alteraciones del sistema inmune por falta de reconocimiento del propio organismo; con una predisposición genética (desarrollo de diferentes formas o "polimorfismos" de los genes del HLA, ApoE, etc.); y con factores ambientales como el déficit de Vitamina D, la obesidad, las infecciones por algunos virus y bacterias, etc. Es importante destacar que no es una enfermedad hereditaria, ni se contagia.
 

¿Es una enfermedad muy frecuente en España?

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad poco frecuente pero discapacitante, con un riesgo medio en la población española, en la que aparece entre 50-100 casos por cada 100.000 habitantes. La epidemiología de la esclerosis múltiple tiene varias particularidades:
 

1. El riesgo de desarrollar la enfermedad es mayor en las personas que viven en las regiones del norte y del sur del planeta, que en las que viven en los regiones más cercanas al ecuador. Los que han vivido en una zona de riesgo alto de desarrollarla hasta los 15 años aproximadamente, mantendrán ese riesgo aunque emigren a una zona de bajo riesgo.
 

   

 

2. ​La escasa exposición a los rayos del sol en algunos países, hace que los niveles de vitamina D sean bajos, lo cual se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
 

¿Cómo se manifiesta la esclerosis múltiple?

Los primeros síntomas suelen ser sensitivos (reducción, pérdida o aumento patológico de la sensibilidad), visión doble, visión de luces de colores, alteraciones en la marcha, espasticidad, alteraciones del ánimo, fatiga crónica, etc…. que suelen aparecer en forma de brotes (que es la forma más frecuente), es decir, los síntomas aparecen de forma aguda, duran más de 24 horas y van mejorando en un plazo de tiempo variable, pero también corto, con una recuperación completa o quedando secuelas en algunos casos.
 

¿Qué ha mejorado en los últimos años respecto a la atención a la EM?

En primer lugar, la Resonancia Magnética Nuclear está permitiendo hacer un diagnóstico más temprano, de cómo está progresando y de cuál es el pronóstico de la enfermedad, lo que permite intervenir antes.

Por otro lado, las ayudas técnicas para la discapacidad están permitiendo suplir parcialmente los déficits motores y sensitivos, junto con un importante avance de la rehabilitación y la fisioterapia, por lo que mejora la calidad de vida de las pacientes.

Por último, el tratamiento farmacológico ha evolucionado en los últimos 20 años desde el interferón intramuscular, al interferón y al acetato de glatiramero subcutáneos, a los anticuerpos monoclonales intravenosos (natalizumab) o hasta el fármaco más reciente que se toma por vía oral. Los pacientes refieren como un importante avance el tener una medicación que no tengan que pincharse.
 

¿Cómo ve el futuro de la esclerosis múltiple?

Esperanzador. A medio plazo los fármacos orales, y en general la medicina molecular, llegará más específicamente a las células lesionadas. Así, los medicamentos irán transportados en unos "vehículos" llamados nanopartículas, lo que beneficiará tanto a las personas con esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes; como a las que padecen cáncer; infecciones, etc… Será una revolución más, hacia la medicina personalizada, que ya se hace en la terapia combinada de la esclerosis múltiple. Todo gracias al importante esfuerzo de los equipos de investigación multidisciplinares, en donde trabajan juntos neurólogos, fisiólogos, bioquímicos, farmacéuticos especialistas en formulación y galénica, etc…
 

¿La investigación entonces, es la clave para el avance en el futuro control de las enfermedades?

En efecto, en el Hospital de la Santísima Trinidad se atiende directamente a los síntomas que presentan los enfermos; estamos a favor de la labor de los investigadores y contribuimos con nuestro pequeño grano de arena, realizando y apoyando la elaboración de tesis y otro tipo de estudios.

La investigación, nos está permitiendo avanzar en el conocimiento de mecanismos de producción de las enfermedades; realizar un diagnóstico más preciso y más precoz y ofrecer unos tratamientos rehabilitadores y farmacológicos más eficaces.


Hablemos del VPH: ¿Qué es y cómo podemos prevenirlo?

La Doctora Leire Ochoa de Eribe, Ginecóloga del Hospital General de la Santísima Trinidad nos habla de la importancia de tratar y prevenir una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuente.
 

La infección por VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente a nivel mundial. Es responsable de lesiones malignas del cuello uterino, vulva, vagina, ano, pene y algunas orofaringeas. La mayoría cursan de forma asintomática por lo que resulta fundamental realizar seguimiento periódico, para evitar lesiones precursoras.

La vacuna frente a esta infección ha demostrado una elevada eficacia en los últimos 10 años, reduciendo en hasta un 97 % los casos de cáncer de cervix. A su vez ha demostrado ser un tratamiento seguro con mínimos efectos adversos.
 

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano es una familia de virus, con más de 100 serotipos diferentes. Puede afectar a diferentes regiones del organismo como la piel y las mucosas del aparato respiratorio y región genital.
 

¿Cómo se transmite?

La infección genital por VPH se adquiere por contacto sexual, siendo ésta, la enfermedad de transmisión sexual más frecuente, hoy en día, a nivel mundial. Tanto es así que el 80 % de la población sexualmente activa presentará infección por este virus en algún momento. Este hecho es debido fundamentalmente a que el preservativo no evita la transmisión del mismo, aunque sí que la reduce en un 70 %. Los dos principales factores determinantes de esta infección son la edad y el número de parejas sexuales; a menor edad y mayor numero de parejas, mayor riesgo de infección.
 

¿Cuál es la importancia de esta infección?

El VPH es el principal agente causal de las lesiones precursoras y del cáncer de cuello de útero. Otros cánceres menos comunes como los de vagina, vulva, ano y pene están también relacionados con la infección por VPH. Así mismo, las verrugas genitales (condilomas acuminados) son el resultado de la infección por determinados serotipos de VPH de bajo riesgo.

Aproximadamente el 70% de los casos de cáncer de cuello de útero en el mundo son producidos por los tipos de VHP 16 o 18. Los genotipos de bajo riesgo, VPH 6 y 11 producen un elevado porcentaje de displasias cervicales leves y más del 90% de las verrugas genitales o condilomas. Generalmente las infecciones por VPH ceden espontáneamente en un plazo máximo de dos años, pero pueden persistir y producir lesiones premalignas de cuello uterino, que si no se tratan, pueden evolucionar en 20-30 años a un cáncer cervical. Por ello, la detección precoz mediante cribados sistemáticos representa una estrategia de prevención secundaria muy eficiente para prevenir la presencia de cáncer cervical.

Uno de los factores de riesgo más importantes de infección persistente es el tabaquismo. La edad disminuye el riesgo de infección pero aumenta el de su persistencia.
 

¿Cuáles son las estrategias para su prevención?

El cribado por medio de citología ginecológica y el test de detección de virus, realizado de forma adecuada y mantenida, ha conseguido reducir en hasta un 80-90 % la incidencia y mortalidad por cáncer de cervix. Por medio de estas técnicas se consigue realizar un diagnostico precoz de las lesiones precursoras para evitar su progresión a neoplasias.

Para poder llevar a cabo este método de prevención, resulta fundamental realizar controles periódicos en consultas de ginecología o de enfermería especializada (matrona).
 

Vacunación frente al VPH

La vacuna frente al virus del papiloma    humano resulta clave en la prevención,  tanto de la infección (prevención primaria) como de las lesiones precursoras (prevención secundaria).

Existen dos tipos de vacunas comercializadas en nuestro país y ambas contienen los serotipos 16 y 18, que son los responsables del 70% de casos de cáncer de cuello de útero. La vacuna del VPH presenta una excelente respuesta inmunitaria y ha demostrado mantener dicha respuesta en niveles similares al inicio, durante los 10 años que lleva comercializada. Por ello, la eficacia de la misma, en la prevención del cáncer de cervix, es de hasta un 97 %, si se administra en población que no ha iniciado relaciones sexuales.
 

Recomendaciones de vacunación: 3 dosis 1-3-6 meses

Niñas de 9 a 14 años. Elevada inmunogenicidad en este rango de edad y sin exposición previa al VPH y por tanto máximo potencial preventivo de la vacuna. Se debe tener en cuenta que en España, el 7% de menores de 16 años han tenido relaciones sexuales. En Castilla y León esta incluida en el calendario vacunal, a los 12 años de edad.

Mujeres hasta mayores de 14 años o ya iniciadas relaciones sexuales: existe evidencia de elevado potencial preventivo.

         – Podrían reducirse la transmisión, re-infección y persistencia.

         – Está demostrado que reducen la tasa de recurrencia de lesiones precursoras, incluso en mujeres que han tenido  
          que someterse a un tratamiento quirúrgico de las misma.

Hombres: no existe indicación de vacunación en la actualidad, aunque esta previsto que la haya en un futuro, si no se consiguen altas tasas de vacunación en mujeres.
 

¿Es segura la vacuna?

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento ha hecho público un estudio realizado en 2 millones de mujeres que determina la seguridad de esta vacuna, confirmando que no existe riesgo añadido de la aparición de enfermedades autoinmunes, como se ha llegado a afirmar en algunos medios. Los efectos secundarios más habituales, son las reacciones cutáneas locales, así como fiebre o alguna reacción vaso vagal. En este estudio se evidencia que el riesgo de dichos efectos secundarios no es, en ningún caso, mayor al que existe con la administración de otras vacunas.

 

En los nuevos quirófanos del Hospital de la Santísima Trinidad se realizan más de 6500 intervenciones al año.

Las intervenciones quirúrgicas desarrolladas en estas instalaciones corresponden a las especialidades de Cirugía General, Cirugía Infantil, Dermatología, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Neurocirugía, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Plástica, Cirugía Vascular, Urología, Oftalmología y Otorrinolaringología.


Nuevas técnicas quirúrgicas

Los nuevos quirófanos están equipados con materiales de última generación, en los que los especialistas emplean nuevas técnicas para realizar una cirugía mínimamente invasiva con reducción del tiempo de ingreso.

Todo el equipo de profesionales que trabaja en el área quirúrgica de este hospital ofrece un trato personalizado y directo al paciente; buscando siempre la calidad asistencial y su bienestar y satisfacción.

 

La Residencia de Mayores Santísima Trinidad se viste de gala para celebrar los cumpleaños de los nacidos en diciembre, enero y febrero

De los nueve «cumpleañeros», tres de ellos superan los 100 años de edad.

Siempre que hay una celebración es motivo de alegría y más si cabe, si es un cumpleaños. La Residencia de Mayores Santísima Trinidad se viste de gala para festejar el cumpleaños de 9 de sus residentes:

Leandra de Arriba: 106 años, Teodosia de Dios: 103 años, Agustina García: 100 años,  Indalecia Hernández: 97 años, Tomasa García: 94 años, Clara García: 88 años, Margarita Miguel: 86 años, Pascasio Sánchez: 80 años y Francisco Macías: 65 años.


Foto de los 9 protagonistas

Para todos ellos, el día de hoy es uno de los más esperados, ya que durante unas horas, son, junto con los familiares y amigos que les acompañan, los principales protagonistas.


Mensaje de felicitación por parte del presidente del patronato, Don Julián Benavente Herrero

Durante toda la jornada se sigue un programa especial que empieza con una misa de celebración y el posterior mensaje de felicitación por parte del Patronato, le sigue una comida diferente y concluye con una actuación especial. En esta ocasión, el invitado estrella es la “Figura Salmantina de la Canción (El Niño de Boadilla)”.

 

 

Francisco Javier Luis, médico de la UCI del Hospital Santísima Trinidad, uno de los héroes que día a día nos vigilan desde el aire.

El Dr Luis junto con otras tres personas (piloto, copiloto y enfermero) sobrevuelan la provincia de Salamanca, entre otras, para rescatar a los heridos, estén donde estén.

 

Tal y como le contaba al diario Local: «La Gaceta», su prioridad es encontrar al paciente y llegar a él lo más rápido posible. Hay veces que necesitan la ayuda por tierra de la Guardia Civil, con la que están coordinados en todo momento, para que les ayuden a preparar el terreno y poder aterrizar lo más cerca posible del herido.

javier uci

Se puede leer la noticia completa de La Gaceta, haciendo clic aquí.

Una vez que lo consiguen, lo primero que hacen es estabilizar al paciente para luego evacuarle al hospital más próximo. El helicóptero está equipado como si fuera una UVI de un hospital.

Para nosotros es un orgullo trabajar con Francisco Javier Luis Fernández y una tranquilidad saber que todos los días hay alguien que vela por nuestra salud y seguridad estemos donde estemos.