Unidad de cirugía plástica, estética y reparadora

Cirugía reparadora

Cirugía reparadora

La cirugía reconstructiva o reparadora se emplea, como su propio nombre indica, para reparar o reconstruir partes del cuerpo afectadas por una enfermedad, lesión, accidente, quemadura, problemas congénitos, problemas de crecimiento, etc.
 

  • Cirugía genital: Enfocada a mejorar la estética y/o funcionalidad de las zonas íntimas, tanto del hombre como de la mujer. Indicada especialmente para las mujeres que, tras el parto o con la llegada de la menopausia, han visto alterada su zona íntima o para aquellas que presentan una malformación congénita.
  •  

  • La reconstrucción del seno: Es una de las intervenciones quirúrgicas más seguras y gratificantes para las mujeres que se han sometido a una mastectomía. El cirujano crea una nueva mama con un aspecto, textura y tamaño similar a la que no ha sido operada.
  •  

  • Mama tuberosa: Es una malformación o asimetría en el desarrollo de la mama. El tratamiento puede necesitar, según la forma, técnicas de mastopexia, expansión o prótesis.
  •  

  • Cirugías de las extremidades: Los procedimientos más comunes que se realizan son aquellos destinados a reparar dolores en las extremidades superiores, como los producidos por la artrosis de las manos, el síndrome del túnel carpiano, la enfermedad de Dupuytren, etc.
  •  

  • Cuidado de las heridas de personas que presentan cortes, quemaduras, mordeduras,etc. Los injertos de piel son un ejemplo.
  •  

  • Cirugías faciales: Como la ptosis palpebrales (caída del párpado superior e inferior), labio leporino, la Otoplastia (cirugía de las orejas), etc.