COMUNICADO URGENTE

Decretado el Estado de Alarma, todas las medidas que detallamos a continuación quedan supeditadas a lo que establezca la autoridad competente. Por lo tanto, MUCHA ATENCIÓN a estos comunicados que iremos actualizando, tan pronto recibamos la información, instrucciones u órdenes pertinentes.

Ante la grave situación por la evolución de la epidemia de Coronavirus Covid-19, y asumiendo la responsabilidad que nos corresponde, el Comité de Dirección, en un serio compromiso con nuestros pacientes, trabajadores y profesionales sanitarios, hemos adoptado un conjunto de medidas que tiene dos líneas claras:

1. Contención de la epidemia, garantizando la asistencia sanitaria necesaria y con seguridad a nuestros pacientes y usuarios.
2. Evitar el contagio de nuestros trabajadores y profesionales sanitarios, que tan necesario resulta su trabajo para abordar esta situación de salud pública.

Las diversas actuaciones puestas en marcha están diseñadas en base a la ORDEN SAN/295/2020, de 11 de marzo, por la que se adoptan medidas preventivas y recomendaciones en relación con el COVID-19 para toda la población y territorio de la Comunidad de Castila y León.

Así mismo, se están siguiendo los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad y se está trabajando en coordinación con la Gerencia de Salud de Área y con la Gerencia de Atención Especializada y Atención Primaria para hacer frente conjuntamente a esta epidemia.

MEDIDAS RELACIONADAS CON LA SEGURIDAD DE USUARIOS Y TRABAJADORES EN TODO EL RECINTO HOSPITALARIO


ACCESO AL RECINTO HOSPITALARIO Y SALAS DE ESPERA:

1. Se permite la entrada al hospital exclusivamente a:

– Pacientes.
– Trabajadores del centro durante su jornada de trabajo.
– Personal sanitario de servicio.

2. Acompañantes autorizados, que no presenten síntomas respiratorios (tos, fiebre, molestias al respirar, etc.).

3. Todo el que no tenga limitación física que le impida el ejercicio, deberá utilizar las escaleras en lugar del ascensor.

4. Se restringe la presencia de familiares en las salas de espera, para evitar la acumulación de personas. En la medida de lo posible, esperar fuera de las instalaciones hospitalarias.

5. Solo se permitirá el acceso del paciente a la consulta médica. Si el paciente requiriese acompañante, deberá pedir permiso al médico.

6. En las salas de hospitalización:

– Sólo se permite un acompañante por paciente en la habitación.
– Se prohíbe la entrada a menores de 14 años y a mayores de 75 años.
– Se suspende el servicio religioso.

7. Se prohíben las visitas en la Residencia de Mayores Santísima Trinidad.

8. Los residentes no podrán salir del edificio de la Residencia.


CONSULTAS EXTERNAS:

9. Suspensión temporal de las consultas, excepto en las especialidades de medicina general y pediatría y en aquellas otras que, a juicio del médico responsable, no pudieran aplazarse sin perjuicio para la salud del paciente.

10. Facilitar un cuadro médico específico con acceso a videoconsulta, para que los pacientes puedan tener un seguimiento de su patología sin desplazarse de su domicilio y, para los que soliciten una primera consulta se les indique la necesidad o no de desplazarse al centro. Consultar con la compañía si se tiene acceso a esta prestación.

SERVICIO DE REHABILITACIÓN:

11. Suspensión temporal de la actividad de rehabilitación, excepto aquellos tratamientos que, a juicio de la médica rehabilitadora, no puedan interrumpirse sin perjudicar la correcta evolución de la patología abordada.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS:

12. Suspensión temporal de las pruebas programadas, excepto aquellas que, a criterio del médico responsable, no pudieran aplazarse sin causar un perjuicio a la salud del paciente.

ÁREA QUIRÚRGICA:

13. Suspensión temporal de las intervenciones programadas, excepto aquellas que, a criterio del médico responsable, no pudieran aplazarse sin causar un perjuicio a la salud del paciente.
 

MEDIDAS DE REFUERZO DE ASISTENCIA SANITARIA:

 
14. Servicio gratuito de videoconsulta sobre el coronavirus realizado por nuestros profesionales para informar a la ciudadanía y evitar en la medida de lo posible, a través de la valoración previa, que el paciente infectado no propague la enfermedad y disponga de la información precisa de cómo actuar.

15. Facilitar un cuadro médico específico con acceso a videoconsulta, para que los pacientes puedan tener un seguimiento de su patología sin desplazarse de su domicilio y, para los que soliciten una primera consulta se les indique la necesidad o no de desplazarse al centro. Consultar con la compañía si se tiene acceso a esta prestación.