Unidades médicas

Unidad de tabaquismo

Te ayudamos a proteger tu salud

El tabaquismo es una enfermedad crónica con repercusiones físicas muy importantes, por lo tanto el abordaje de esta enfermedad ha de ser tanto físico como psicológico. En España el 26% de la población se declara fumador diario.

¿Cómo es el tratamiento?

El tabaquismo es una enfermedad crónica con repercusiones físicas y psicológicas muy importantes, por lo que el abordaje de esta patología ha de ser completo. Cada fumador es distinto, su dependencia y las motivaciones para dejar de fumar son distintos, así como su estado de salud, por eso la atención que reciben los pacientes en la Unidad es específica, centrada en la patología que presentan.

El programa

  1. Consulta con el neumólogo:
    En la primera consulta se hará una historia clínica general centrada en la adicción al tabaco.
  2. Determinación del grado de dependencia:
    El paciente tendrá que pasar una serie de test, entre ellos el más importante es el Test de Fagerström que determina su grado de adicción. Además de estos test al paciente se le realizará un test de motivación para dejar de fumar y se le medirá con un coxímetro, el monóxido de carbono por aire expirado.
  3. Apoyo cercano, personalizado y continuo que se prolonga durante todo el programa terapéutico.
    En las consultas sucesivas hasta que el especialista da de alta definitiva al paciente, el proceso se centra en evaluar los síntomas de abstinencia y en medir el monóxido de carbono en aire espirado, una prueba con la que el paciente se da cuenta de que sus niveles son los propios de una persona no fumadora.
  4. Terapia combinada:
    La terapia combinada de fármacos y de apoyo psicológico que se aplica en la Unidad consigue que 3 de cada 10 de los pacientes que siguen el tratamiento prescrito se mantengan sin fumar al cabo de 6 meses.