El Dr. Roberto Rodríguez Pérez, Director Médico del Hospital de la Santísima Trinidad, nos habla sobre la Esclerosis Múltiple
 

"La investigación nos está permitiendo avanzar en el conocimiento de los mecanismos de producción de las enfermedades; avanzar hacia un diagnóstico más preciso y más precoz; y en los tratamientos rehabilitadores y farmacológicos más eficaces"

 

 

¿Qué es la esclerosis múltiple?

Es una enfermedad autoinmune que afecta al cerebro y a la médula espinal, de causa desconocida, que aparece sobre todo en mujeres (el doble que en los hombres aproximadamente), de 20 a 40 años de edad (igual que el grupo de edad y género de muchas enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico o la enfermedad tiroidea de Graves-Basedow).
 

¿Si la causa es desconocida, sabemos qué factores influyen en su aparición?

El desarrollo de la Esclerosis múltiple se relaciona con alteraciones del sistema inmune por falta de reconocimiento del propio organismo; con una predisposición genética (desarrollo de diferentes formas o "polimorfismos" de los genes del HLA, ApoE, etc.); y con factores ambientales como el déficit de Vitamina D, la obesidad, las infecciones por algunos virus y bacterias, etc. Es importante destacar que no es una enfermedad hereditaria, ni se contagia.
 

¿Es una enfermedad muy frecuente en España?

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad poco frecuente pero discapacitante, con un riesgo medio en la población española, en la que aparece entre 50-100 casos por cada 100.000 habitantes. La epidemiología de la esclerosis múltiple tiene varias particularidades:
 

1. El riesgo de desarrollar la enfermedad es mayor en las personas que viven en las regiones del norte y del sur del planeta, que en las que viven en los regiones más cercanas al ecuador. Los que han vivido en una zona de riesgo alto de desarrollarla hasta los 15 años aproximadamente, mantendrán ese riesgo aunque emigren a una zona de bajo riesgo.
 

   

 

2. ​La escasa exposición a los rayos del sol en algunos países, hace que los niveles de vitamina D sean bajos, lo cual se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
 

¿Cómo se manifiesta la esclerosis múltiple?

Los primeros síntomas suelen ser sensitivos (reducción, pérdida o aumento patológico de la sensibilidad), visión doble, visión de luces de colores, alteraciones en la marcha, espasticidad, alteraciones del ánimo, fatiga crónica, etc…. que suelen aparecer en forma de brotes (que es la forma más frecuente), es decir, los síntomas aparecen de forma aguda, duran más de 24 horas y van mejorando en un plazo de tiempo variable, pero también corto, con una recuperación completa o quedando secuelas en algunos casos.
 

¿Qué ha mejorado en los últimos años respecto a la atención a la EM?

En primer lugar, la Resonancia Magnética Nuclear está permitiendo hacer un diagnóstico más temprano, de cómo está progresando y de cuál es el pronóstico de la enfermedad, lo que permite intervenir antes.

Por otro lado, las ayudas técnicas para la discapacidad están permitiendo suplir parcialmente los déficits motores y sensitivos, junto con un importante avance de la rehabilitación y la fisioterapia, por lo que mejora la calidad de vida de las pacientes.

Por último, el tratamiento farmacológico ha evolucionado en los últimos 20 años desde el interferón intramuscular, al interferón y al acetato de glatiramero subcutáneos, a los anticuerpos monoclonales intravenosos (natalizumab) o hasta el fármaco más reciente que se toma por vía oral. Los pacientes refieren como un importante avance el tener una medicación que no tengan que pincharse.
 

¿Cómo ve el futuro de la esclerosis múltiple?

Esperanzador. A medio plazo los fármacos orales, y en general la medicina molecular, llegará más específicamente a las células lesionadas. Así, los medicamentos irán transportados en unos "vehículos" llamados nanopartículas, lo que beneficiará tanto a las personas con esclerosis múltiple y otras enfermedades autoinmunes; como a las que padecen cáncer; infecciones, etc… Será una revolución más, hacia la medicina personalizada, que ya se hace en la terapia combinada de la esclerosis múltiple. Todo gracias al importante esfuerzo de los equipos de investigación multidisciplinares, en donde trabajan juntos neurólogos, fisiólogos, bioquímicos, farmacéuticos especialistas en formulación y galénica, etc…
 

¿La investigación entonces, es la clave para el avance en el futuro control de las enfermedades?

En efecto, en el Hospital de la Santísima Trinidad se atiende directamente a los síntomas que presentan los enfermos; estamos a favor de la labor de los investigadores y contribuimos con nuestro pequeño grano de arena, realizando y apoyando la elaboración de tesis y otro tipo de estudios.

La investigación, nos está permitiendo avanzar en el conocimiento de mecanismos de producción de las enfermedades; realizar un diagnóstico más preciso y más precoz y ofrecer unos tratamientos rehabilitadores y farmacológicos más eficaces.