“Los laboratorios farmacéuticos se inventan enfermedades”

22 junio, 2016

"Los laboratorios farmacéuticos se inventan enfermedades" 


Nuestro Responsable del Servicio de Farmacia, José Ramón Buzo Sánchez, comenta con nosotros la noticia que publicaba el pasado 6 de junio, el Diario El Mundo
 

Jose Ramon Buzo

P. ¿Qué te parecieron las palabras de Joan-Ramon Laporte, jefe del servicio de farmacología del Hospital Vall d'Hebron, que afirmaba que «Los medicamentos son la tercera causa de muerte tras el infarto y el cáncer?

R. Tras leer el artículo sobre “Los laboratorios farmacéuticos se inventan enfermedades” tengo que decir que estoy en parte de acuerdo con lo que dice el jefe del servicio de farmacología del Hospital Vall d'Hebron. Las primeras afirmaciones donde explica la implicación de los medicamentos en patologías comunes e incluso en muertes, están bien estudiadas y son irrefutables.

P. «El tiempo que se tarda en retirar un medicamento porque produce efectos indeseados graves ha pasado de seis o siete años en 2004, a 12 o 14 años hoy en día. Cuesta mucho más retirarlos, y esto es por la creciente influencia de la industria sobre los sistemas de salud, tal como ha denunciado el Consejo de Europa».

En el artículo publicado se decía que solo en Cataluña hay entre 6.000 y 9.000 fracturas de cuello de fémur al año: entre el 13 y el 14% de ellas tiene que ver con el omeprazol y medicamentos análogos. Un estudio más que confirma que el uso prolongado de medicamentos pueden generar otros problemas de salud.
Respecto al omeprazol, según podíamos extraer del  
Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2015, los ciudadanos españoles son los europeos que más omeprazol consumen, lo que corrobora que se tarda mucho en suspender los tratamientos, un hecho que puede tener consecuencias negativas para la salud. 

P ¿La industria farmacéutica está medicalizándolo todo e inventando enfermedades?

R. Es verdad que ahora se tratan patologías que antes no existían y que puede dar lugar a la interpretación que los laboratorios se “inventan” enfermedades, pero en mi opinión, eso es porque se hacen más estudios y se descubren medicamentos que mejoran la calidad de vida o la supervivencia de los pacientes. Al alargarse la esperanza de vida van apareciendo otras enfermedades que antes no se llegaban a tratar. Estos pacientes que antes fallecían por una enfermedad (porque no había suficientes medicamentos) se han convertido en pacientes crónicos, que necesitan más medicamentos para otras patologías que le surgen y en consecuencia, más recursos del Sistema Sanitario.

P. «Aunque los permisos de comercialización los otorga la Agencia Europa del Medicamento, cada país puede decidir si financia un determinado medicamento. En España se financian todas las novedades. Por ejemplo, hay seis medicamentos anti-neoplásicos que Gran Bretaña ha rechazado financiar y que aquí se financian». 

R. También estoy de acuerdo en que la decisión sobre la financiación o no de los medicamentos debería ser más crítica y vinculante desde la administración central (como por ejemplo en Gran Bretaña con las guías NICE). Aunque se está tendiendo a ello a través de los Informes de Posicionamiento Terapéutico de la AEMPS.

P. «En España nos polimedicamos. Hace 15 años se daban entre 12 y 13 recetas por persona y año. Ahora, casi 20. Por lo menos la mitad de los medicamentos que tomamos son innecesarios.

R. Sí que es verdad que en general se hace un uso inadecuado de muchos medicamentos y que tardan en suspenderse tratamientos inadecuados. Desde las Autoridades Sanitarias se está intentando redirigir el Sistema hacia una orientación al paciente crónico y pluripatológico mediante medidas para fomentar el uso racional del medicamento.

Desde nuestro Hospital se revisan los tratamientos, tanto en las consultas médicas, como en los pacientes que ingresan. En todos los casos se intenta ajustar el tratamiento a las mínimas presentaciones y dosis eficaces. En el caso de los pacientes ingresados es importante conciliar la medicación (comparar la medicación habitual del paciente al ingreso con la medicación al alta), para evitar errores de medicación durante estos procesos. Una de las funciones más importantes del Servicio de Farmacia Hospitalaria es fomentar el uso racional del medicamento, que se persigue haciendo una correcta selección de los medicamentos incluidos en la Guía Farmacoterapéutica del Hospital, revisando la indicación o no de los medicamentos, las interacciones entre ellos, las posibles reacciones adversas y poniendo todas las medidas posibles para evitar errores de medicación en nuestros pacientes.